Mantén tu pene perfecto y limpio

En cualquier libro de sexología que hable sobre pene salud, una de las primeras cosas que aconsejan es lavar el miembro viril con frecuencia, mantenerlo aseado y no usar prendas demasiado ajustadas.

Bien distinto es el caso de la mujer, en el que aunque la higiene es igualmente importante, no conviene aplicar demasiados geles ni productos dentro de la vagina, ya que eso puede dañar la flora que hay dentro del órgano sexual de la mujer. En el hombre, con las debidas reservas (los geles, a no ser que sean naturales, nunca son inocuos), es recomendable para tener un pene fuerte y en buen estado que se lave con frecuencia.

No hay que establecer diferencias si se tiene un superpene o un pene normalito, o incluso uno pequeñito, como tampoco importa que esté circuncidado o no, porque en todos los casos la higiene es importante para prevenir infecciones y el contagio de enfermedades en las relaciones sexuales, aunque en el caso de los penes circuncidados conviene tener más cuidado si cabe en la higiene, porque al carecer del prepucio, el glande está más expuesto a los agentes externos.

El aspecto de la higiene es importante si te gusta que tu pareja te haga sexo oral, porque un pene aseado resulta más agradable que otro sucio y con mal olor, no importa lo super pene que sea, hay que cuidar todos los detalles, y los sentidos del gusto y del olfato son igualmente importantes en las relaciones sexuales.

Para mantener tu pene perfecto y aseado, te recomendamos que al asearte retires el prepucio si lo hay para que el lavado incluya cualquier pliegue, de molo que no se acumule el esmegma o grasa blanquecina de los fluidos sexuales.

Procura secártelo con toallas limpias y secas, y cambiarte a diario de ropa interior. Evita las prendas interiores que no sean de algodón, ya que las sintéticas suelen generar sudor y favorecer la proliferación de bacterias. También procura al ir a orinar que el prepucio quede retirado para que la orina no se acumule ahí.

Y por último, se recomienda afeitar los genitales, especialmente los testículos y la base del pene, para que así se acumule menos suciedad en esa zona. Además, tu superpene se verá más grande 😉